miércoles, 23 de abril de 2014

¡TANTO AJETREO!


Aunque en otros continentes se comente los buenos resultados de tener tan atareados a los hijos, no debemos olvidar que también hay derecho al descanso, al ocio sano, a la "mirada hacia dentro" estando a solas con uno mismo  y a las actividades en familia y en paz.
Si los tenemos corriendo de un lado para otro , ¿cómo sorprendernos de que vivan ansiosos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario